Sarcopenia ¿Qué es y como combatirla?

sarcopenia
sarcopenia

La masa muscular es uno de los factores más menospreciados en cuanto al manejo de la salud nos referimos. Un predictor de morbi-mortalidad futura suele ser la capacidad cardiorespiratoria olvidando la suma importancia de la masa muscular como tejido vivo y regulador y cuya perdida puede asumir grandes riesgos para la salud. Algunos factores causantes de esta atrofia muscular son varias:

Hoy hablaremos solo de esta última, la sarcopenia.

¿Qué es la sarcopenia?

La sarcopenia es un proceso degenerativo que afecta a la masa muscular produciendo pérdida de fuerza y masa muscular en individuos ancianos y es el mayor determinante de riesgo de caída y pérdida de la habilidad para desarrollar actividades de la vida diaria.

¿Qué causa la sarcopenia?

A pesar de no conocer a fondo todos los mecanismos que desencadenan la sarcopenia si sabemos que el mayor desencadenante es la edad. Ademas a este factor se le suman:

y-cual-es-su-labor/" target="_blank">Estrés oxidativo
  • Disminución de secreción de mioquinas (son moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos mediante enlaces peptídicos que actúan como hormonas. Y se podría pensar que tienen un efecto protector contra enfermedades asociadas a inflamación crónica)
  • Malabsorción
  • Neurodegeneración
  • Aumento de citoquinas inflamatorias.
  • ¿Cuales son los síntomas?

    Principalmente genera debilidad, pérdida de masa muscular y movilidad reducida. Y ¿Que pasa cuando sentimos todo esto? ¡no nos apetece hacer nada! Y es la pescadilla que se muerde la cola. A mayor inmovilización mayor perdida de masa muscular.

    Como combatir la sarcopenia

    Como estrategia principal utilizaremos el ejercicio. Debes realizar entrenamiento de fuerza, adaptado y monitorizado por un profesional de ciencias de la actividad física y el deporte. La nutrición es tan importante como el deporte de fuerza, la proteína suele ser deficitaria en la dieta de las personas mayores. Esta nos ayudara a mejorar la hipertrofia. Dependiendo del caso y siempre bajo el amparo de un medico especialista, podría ser buena opción la terapia hormonal de reemplazo pero todo va a depender de los niveles séricos de hormonas como la testosterona. La suplementacion o incluso la actuación de fármacos han de ser suscritos por un medico porque lo que ganemos por un lado lo podemos perder por otro. Como el caso de la creatina puede ser muy beneficioso o puede provocar problemas renales.

    Conclusión

    Entrenar fuerza pero sin llegar a generar un excesivo daño muscular que pueda acentuar un entorno pro-inflamatorio pre-existente. Una dieta adecuada y la suplementación con proteínas de lactosuero pueden ser muy buenas opciones.

    ¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

    Deja un comentario