¿Porqué deben entrenar fuerza las mujeres?

entrenar fuerza

El objetivo principal de cualquier persona que se anota en el gimnasio suele ser la recomposición corporal. O más bien “adelgazar”. Y aquí parece que todos tenemos algo claro, la dieta. ¿Pero que pasa con el entrenamiento? Los chicos a los hierros ¿y las chicas? Pues igual, deben entrenar fuerza.

Beneficios de entrenar fuerza las mujeres

Los beneficios son muchos y considererables. Tenemos que dejar de lado los estereotipos o incluso el sentirse incómodas al ser un tema masculino durante décadas.

Suele pasar que a pesar de hacer dieta e ir perdiendo peso nos encontramos flácidos y sin tono. Pues es debido a que la perdida de peso es la suma de destrucción de masa muscular y grasa. Pues ahí es donde entra el entrenamiento de fuerza en las mujeres. Lo que se puede observar es una menor perdida de peso pero eso quiere decir que lo que perdamos será solo grasa. Por ello, el entrenamiento de fuerza en mujeres debe ser la base para reducir el porcentaje de grasa, acompañándolo de entrenamiento cardiovascular para facilitar el déficit calórico.

  • Reguladores de la acción de la insulina

El beneficio del entrenamiento con pesas es tan grande, que en el caso de las personas diabéticas la sensibilidad a la insulina aumentó un 45% tras 16 semanas de entrenamiento.

rer noopener" aria-label="(https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16826016). (abre en una nueva pestaña)" href="https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16826016" target="_blank">(https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16826016).

Este beneficio sobre la insulina no solo se observa en personas con diabetes, sino que incluso en personas sanas ( Bird, S. R., & Hawley, J. A. (2017) lo que lo convierte en una herramienta fundamental en aquellas personas que busquen mejorar la acción de la insulina.

Se calcula que el 70% de las mujeres con SOP poseen resistencia a la insulina, que junto con niveles altos de andrógenos facilitan el exceso de grasa a nivel abdominal. Esto se puede arreglar sin complicaciones con una dieta alta en proteína, suplementación con inositol y entrenamiento de fuerza.

  • Reduce el dolor a nivel pélvico

Un dolor característico del síndrome premenstrual que se puede reducir enormemente. El realizar rutinas de fuerza aumenta el flujo de sangre a nivel muscular, reduciendo la cantidad de sangre que llega a nivel pélvico. Esto se traduce como una menor concentración de prostaglandinas, las moléculas causantes de la inflamación y el dolor en esa zona.

  • Mejora el estado de animo

Por todos es sabido que el ejercicio libera hormonas de la felicidad. Pues con el entrenamiento de fuerza igual o incluso más. Ya que se ha observado que una sola sesión de pesas ya induce esa mejora en el estado de animo. A lo que le tenemos que sumar una mayor autoconfianza y una mejor percepción de uno mismo.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja un comentario