Indice Glucémico ¿Qué es?

plátano y arándanos

El índice glucémico (IG) es un sistema para cuantificar la respuesta glucémica de un alimento que contiene la misma cantidad de carbohidratos que un alimento de referencia.​ Este sistema proporciona un índice numérico basado en medidas de la glucemia después de su ingestión (el llamado índice glucémico postprandial). El concepto fue ideado por el doctor David J. Jenkins y su equipo de colaboradores en 1981.

¿Porqué no sirve el indice glucémico?

Lo primero que debemos entender es que el IG se obtiene en laboratorio, con procesos muy distintos a los que nosotros sometemos un alimento antes de comerlo. Un mismo alimento puede variar su IG solo por la forma de cocinarlo.

Otro factor puede ser la forma de combinar los alimentos.

También es un error común el relacionar “alimento de bajo IG” con 

220;alimento con bajo contenido en carbohidratos”. Y, por consiguiente, que los alimentos de bajo contenido en carbohidratos necesariamente tengan un IG bajo. El IG sólo es un dato que tiene sentido en los alimentos con contenidos significativos de carbohidratos. (no tiene sentido hablar del IG en alimentos como el queso o la carne).

Carga glucémica e Indice Glucémico.

Este índice, se compara en base a la cantidad de glucosa que tiene un alimento y lo que tarda en entrar al torrente sanguíneo.

Esto no se suele calcular de manera correcta y por encima nos intentan vender un alimento de alto índice glucémico como si fuera malísimo.

El IG viene dado en forma porcentual y si calculas ese porcentaje te dará la carga glucémica. Por ejemplo:

La sandia es practicamente agua, ¿quien piensa que sea un alimento con un indice Alto? Pues si, aparece con un IG de 75%. Pero ¿Qué pasa si calculamos lo explicado anteriormente?

El 75% de 7,55 gramos de hidratos de carbono que contiene la sandia por cada 100 gramos nos da una ridícula carga glucémica.

IG y sobrepeso

Los estudios actuales que han evaluado la relación entre el índice glucémico y el peso corporal no son capaces de aportar datos concluyentes. Sin embargo, las personas con obesidad que se sometieron a un tratamiento con alimentos de bajo índice glucémico tienden a una mayor reducción del hambre a largo plazo. Esto es debido a los niveles de la leptina.(una hormona producida en su mayoría por los adipocitos aunque también se expresa en el hipotálamo, el ovario y la placenta). En los que si se hayaron diferencias dependiendo del IG de los alimentos ingeridos.

Conclusión

Tomar más alimentos de una carga glucémica más baja, no nos mantendra mejor, ni podremos meter más dosis, debemos tener en cuenta nuestro cómputo calórico total de carbohidratos.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja un comentario