El entrenamiento durante el embarazo

mujer embarazada haciendo yoga
mujer embarazada haciendo yoga

Si estas viendo este articulo porque estas embarazada ¡enhorabuena! y si aun lo estas intentando ¡mucha suerte!. Lo primero que debemos tener en cuenta es nuestro estado de forma, si nunca hemos echo deporte pues probablemente no sea el momento de empezar durante el embarazo. Pero si en cambio ya tienes hábito de entrenar, ¡no dejes tu entrenamiento durante el embarazo!. Otro factor es el tipo de embarazo y las recomendaciones de nuestro medico.

Ejercicio cardiovascular

Todo ejercicio cardiovascular nos ayudara durante el embarazo y nos preparará para el parto. Este ha de ser de bajo impacto, me explico, no podemos ponernos a correr como locos aproximándonos a nuestro tope. Esto es contraproducente tanto para nuestra salud como la de nuestro feto. También puede afectar negativamente a nuestro suelo pelvico. Para evitar esto recomendaría natación y caminar.

Entrenamientos de fuerza

En este tipo de entrenamientos debemos tener en consideración las mismas cosas que en el apartado anterior. Si

ya practicábamos deporte de fuerza, no tenemos por que dejarlo. Lo único que debemos hacer es amoldarnos a cada etapa del embarazo. Esto nos prepara para el parto, nos ayuda a mejorar los niveles hormonales (alterados por el hecho de estar embarazadas ) y ademas nos ayuda a recuperar más rápido la forma después del parto. Lo adecuado sería una combinación de ejercicio cardiovascular y de fuerza.

Otros ejercicios recomendados

El yoga o tai chi y otras variantes, siempre son una buena opción para mejorar nuestro estado físico y mental, ademas de que puedes empezar sea cual sea tu estado físico previo.

Ejercicios que no debemos hacer

Aquí solo debemos tener sentido común, evitar deportes de contacto, de alto riesgo y ejercicios en los que nuestro equilibrio se vea comprometido y nos podamos caer.

La dieta y el embarazo

Es habitual escuchar “Ahora que estoy embarazada debo comer por 2”. No es del todo erróneo, pero no lo debemos coger literalmente. En el primer trimestre puedes aumentar tu ingesta diaria en unas 100 kcal, e ir incrementandolas hasta las 500 kcal sobre nuestra TMB. Lo principal es no obsesionarse ya que lo que menos necesita una embarazada es estresarse por una nimiedad. No debemos rehuir de las grasas (saludables), incluir alimentos ricos en vitaminas A, B, C. Colina, Biotina, Yodo y Folato. Alrededor del 20% de nuestras kcal deben proceder de las proteínas.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja un comentario