¿Como quemar más grasa?

Para empezar el termino “quemar grasa” suena como a derretirla. Como cuando enciendes una vela y la cera se derrite. De ahí, que la gente piense que sudar es igual a quemar grasa. Como bien dice la ley de conservación de la energía, la energía ni se crea ni se destruye, se transforma. Se transforma en otro tipo de energía. Pues bien, el proceso por el que nosotros transformamos la energía almacenada en forma de grasa, se llama oxidación de la grasa o beta-oxidación.

Procesos en la quema de grasa para obtener energía

  • Lipólisis

La grasa se encuentra almacenada en el tejido adiposo, aunque también en forma de triglicéridos intramusculares (en mayor medida en las mujeres). Al inicio del ejercicio es donde las catecolaminas (adrenalina, noradrenalina) intervienen en el proceso, incrementando la lipólisis, produciendo la degradación de las grasas en ácidos grasos y glicerol en el tejido adiposo y muscular.

  • Oxidación de Ácidos Grasos

Los ácidos grasos resultantes se movilizan a partir del tejido adiposo, para ser transportados hasta el músculo, atravesar la membrana celular, y llegar a la mitocondria, donde se produce la beta-oxidación (comúnmente quema de grasa), y poder ser utilizados como energía.

Factores que
influyen

Intensidad y duración del ejercicio. Una intensidad apropiada donde se maximice la oxidación de grasas y se limite el consumo de glucógeno suele estar entorno al 60-70% del VO2. Y a mayor duración mayor será el uso de grasas como sustrato. Aquí dejamos un gráfico donde se observa como en rangos de 30% hasta el 70% la oxidación es similar. Teniendo en cuenta que el gasto calórico resultante será distinto.

Oxidación de grasas durante el ejercicio aeróbico continuo

Nuestro NEAT será un factor clave como ya comentamos en otro post.

Aunque teniendo en cuenta toda esta parrafada, lo más importante es generar un déficit calórico. Con una combinación de deporte y dieta.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja una respuesta