Bicarbonato Sódico ¿Sirve para mejorar el rendimiento?

Bicarbonato Sódico

¿Qué es el Bicarbonato Sódico?

El bicarbonato sódico es un compuesto sólido cristalino de color blanco soluble en agua, con un ligero sabor salado, de fórmula NaHCO3. Se puede encontrar como mineral en la naturaleza o se puede producir artificialmente.<

/p>

Cuando se expone a un ácido moderadamente fuerte se descompone en dióxido de carbono y agua produciendo una característica efervescencia.

Su uso principal se centra en la industria alimentaria. Bien para hacer pan, gaseosas y otros derivados. También es usado como elemento principal en los extintores contra incendios.

El bicarbonato como suplemento

Yo personalmente solo había oído hablar del bicarbonato de sodio como un anti-ácido después de comer. Pero en cuanto a su capacidad ergogénica hay que decir que es muy interesante.

Como funciona el bicarbonato sódico

En la practica de ejercicio sea cual sea, nuestro organismo produce sustancias residuales y una de ellas es el lactato. Este lo que hace es acidificar nuestros tejidos por acumulación y descenso del pH. (No debemos olvidar que el propio lactato interviene de forma positiva en el rendimiento) Esta sustancia residual aparece a mayor intensidad de ejercicio. Y sus efectos son característicos:

  • Ardor en los músculos
  • Fatiga
  • Calambres

Al tomar bicarbonato, este pasa al torrente sanguíneo y disminuye el pH de la sangre y como nuestro cuerpo siempre busca un equilibrio, expulsa el ácido láctico del tejido al torrente sanguíneo.

Sus beneficios

El principal beneficio es la capacidad de retrasar la fatiga. Al aumentar el pH de la sangre esta tarda más en acidificarse. Ya que el ejercicio también acidifica la sangre y no solo los tejidos. los mejores resultados se obtienen en deportes de alta intensidad, véase:

  1. 100 metros lisos
  2. Salto de longitud
  3. Crossfit
  4. Halterofilia
  5. Powerlifting
  6. Ciclismo
  7. Remo

Como tomarlo

En cuanto a la dosis recomendada es de entorno a 0,25 gramos por kg de peso. Y tomarlo 90 minutos antes de entrenar. Pero esta cantidad puede ocasionar malestar estomacal, nauseas o diarrea. Para contrarrestar estes efectos secundarios se debe beber mucha agua y empezar con una dosis pequeña que sea tolerable para nuestro cuerpo e ir aumentándola. Pero mucho ojo con pasarse de la dosis recomendada, ya que se puede inducir una alcalosis metabólica igual de peligrosa que la acidosis.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja un comentario