Flexibilidad metabólica

¿Qué es la Flexibilidad Metabólica?

Tu cuerpo puede procesar cuatro tipos de combustible: proteína, carbohidratos, grasa y alcohol. Después de comer empieza la llamada fase postprandial, donde el cuerpo debe tomar una decisión con cada uno de los macronutrientes ingeridos: usarlo como combustible o almacenarlo. Pues la flexibilidad metabólica es la capacidad de usar indistintamente cada uno de esos sustratos para el correcto funcionamiento del organismo.

Alguien con buena flexibilidad metabólica es capaz de usar fácilmente la energía más disponible:

  • Después de una comida alta en carbohidrato su cuerpo quema más glucosa, evitando elevaciones excesivas del azúcar en sangre. La glucosa no utilizada se almacena rápidamente en el músculo o en el hígado.
  • Después de una comida alta en grasa se eleva el uso de grasa como energía, conservando glucógeno y minimizando la grasa almacenada.
  • En ayunos prolongados utiliza principalmente grasa como combustible, sin sufrir hipoglucemias ni sentir hambre a las pocas horas. Entra fácilmente en cetosis y minimiza la pérdida muscular incluso después de varios días sin comer.
  • Al entrenar utiliza un elevado porcentaje de grasa a todos los niveles de intensidad. Esto le permite ahorrar glucógeno y mejorar su rendimiento. Recluta rápidamente el glucógeno para esfuerzos elevados.

¿Como mejorar la flexibilidad metabólic
a?

Seguramente, en mas de una ocasión habrás escuchado que “este o aquel” protocolo aumenta la flexibilidad metabólica.
Esta a sido a muletilla para explicar la mayoría de problemas. ¿No eres capaz de perder grasa? Poca flexibilidad metabólica ¿Estas estancado? Eso es porque eres resistente a la insulina ¿No tienes un buen rendimiento? Eso es porque tienes baja flexibilidad metabólica.

Lo cierto es que esta afirmaciones mezclan mitad y mitad de realidad y ficción.
Creer que hacer ayuno para mejorar el uso de las grasas como fuente de energía es un error habitual. Tenemos que tener en cuenta que el ejercicio ya se encarga de mejorar este proceso.
Es que el ejercicio ya incrementa la expresión de PGC1a, el cual pone en marcha una cascada de procesos que dará como resultado un mayor expresión de proteínas relacionadas con el transporte y uso de lípidos. Lo que se observa en personas sedentarias es que los niveles de PGC1a son más bajos que los de las personas activas. En otras palabras, el ejercicio es la mejor herramienta para mejorar la flexibilidad metabólica. Y en caso de seguir queriendo hacer ayuno, debéis saber que la restricción calórica produce el mismo impacto que el ayuno.

Conclusión

Practica deporte y olvídate de protocolos raros para mejorar la flexibilidad metabólica.

¡ENTRENA FÁCIL, ENTRENA CON CABEZA!

Deja una respuesta